Charla: Consumo de drogas y prisión

Compartir

Acerca de los motivos de recaída y comorbilidad psiquiátrica en mujeres encarceladas en España.

El martes 8 de agosto el docente e investigador español Dr. Angel Turbi Pinazo brindó un charla en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, donde presentó resultados de su investigación “Mujeres reclusas y drogodependientes y su re-inserción social. Estudio socio educativo y propuesta de Acción” (Ministerio de Ciencia e Innovación de España).  El estudio aborda la relación entre delincuencia y adicciones, que considera a su vez la rehabilitación y tratamiento de las personas involucradas en estas prácticas, con el fin de analizar el grado de éxito en la prevención de la reincidencia.En este contexto, y desde la perspectiva de género, es relevante identificar los motivos de recaídas y su prevalencia, presentes en mujeres reclusas en prisiones del territorio español. Entre los resultados que ha arrojado el estudio podría afirmarse que no existen diferencias significativas entre los diferentes perfiles identificados que han presentado consumo de sustancias, si bien existen motivos con mayor prevalencia que otros. Podemos concluir que los motivos identificados con mayor prevalencia guardan relación con la presencia de emociones desagradables y difucultades de afrontamiento ante la vida en internación, es decir, posible sintomatología psiquiatrica que evidencia otra realidad del colectivo estudiado: alta incidencia de patología dual en perfiles adictos, sobresaliendo un número significativo de mujeres que ha manifestado conductas autoliticas o de suicidio.

Nos preguntamos ¿es el medio penitenciario adecuado para el fin último de reinserción?, cuestión más que controvertida si señalamos otros datos encntrados: no todas de estas mujeres reciben tratamiento al respecto, es más, mayoritariamente el tratamiento recibido es farmacológico y escasamente psicoterapéutico/socioeducativo. Desde esta realidad, es obvio que hemos de hacer una reflexión, partiendo que, tanto el propio medio penitenciario como la mayoría de los recursos ofrecidos para la consecución de su fin, están masculinizados. Las prisiones están diseñadas para hombres, por lo que vemos la necesidad de diseñar programas de tratamiento integral teniendo en cuenta la perspectiva de género con el fin de cumplir el objetivo de la prisión que es la “reinserción”. Para ello es necesario atender a las características propias de las mujeres, resaltando su salud mental y la maternidad, que se ven profundamente marcadas por el estigma social que acarrean en la condición de mujeres presas, adictas, y madres.

 

Ángel Manuel Turbi Pinazo es Doctor en Psicología y Ciencias de la Salud por la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, Licenciado en Psicología por la Universidad de Valencia, terapeuta en ejercicio y Psicólogo Forense. Es Máster en psicología clínica, jurídica y pericial psicológica y Máster oficial en educación y rehabilitación en conductas adictivas. Además es Profesor de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”. A su vez se desempeña como Investigador de la Universidad de Granada. Socio fundador de la Asociación de Conductas Adictivas y Patología Dual de Iberoamérica.

Facebook
YouTube
Instagram